El Nuevo Orden Narrativo

El llamado “storytelling” parece que es la moderna estrategia aplicada al mundo de los negocios y de la política para transmitir ideología. Ese es el mensaje de una de mis lectuas vacacionales, “Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes” por Christian Salmon.

Dibujo sobre storytelling

El autor aporta numerosos ejemplos para ilustrar de qué manera los directivos de las grandes empresas y los directores de comunicación de los gobiernos elaboran historias para transmitir al público una visión idealizada de la realidad. Por ejemplo, la multinacional Nike tuvo que recurrir a crear historias que “borrasen” las noticias negativas que la relacionaban con la explotación laboral de niños en la ïndia, Pakistán y otros países del sudeste asiático.

El libro presenta la estrategia del storytelling como una de las vías que tiene el poder para manipular a los ciudadanos. Llega a afirmar que estamos en un NON (=Nuevo Orden Narrativo), en el que los responsables de comunicación nos “venden” una historia para que veamos la realidad de una forma distinta.

El mensaje tiene un tono radical y crítico, pero la verdad sea dicha, la manipulación ha estado siempre presente desde que el hombre empezó a comunicarse con sus semejantes. Siempre se ha dicho que la historia la han escrito los vencedores. En lo que si coincido con este autor es que la narración de historias no ha estado tan unida al marketing y a la publicidad como lo está actualmente.

Sin considerarme un experto, solamente un consumidor de anuncios, creo que esta tendencia empezó en los 80, coincidiendo con la eclosión de los videoclips musicales. Recuerdo que a finales de los 70 empezamos a ver en nuestra única emisora de TV (no se olvide, solamente podíamos ver la TVE) unos videos que no se limitaban a presentar a unos músicos haciendo como que interpretaban una canción, sino que contaban una historia. El mejor ejemplo que conozco es el video que grabaron para el grupo a-ha para la canción “Take on me”

Pero el más apocalíptico, el más impactante, el más … fue el de una joven compañía de informática, que vendía ordenadores para tenerlos en casa. Para la mayoría, el ordenador era un invento solamente reservados para astronautas, espías, grandes empresas y centros de cálculo en las universidades. Aquella compañía, en competencia con otra llamada Microsoft, empezaron a mostrarnos que aquellos artilugios podían cambiarnos la vida. Y en 1984 lanzaron este video, inspirada en la novela de George Orwell, “1984”:

El NON había empezado su reinado.

 

Esta entrada fue publicada en bioestadística, presentación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *