Skip to content


Sobre las Jornadas de formación “Edición y comercialización de los libros electrónicos”

Los días 2 y 3 de junio asistí a estas jornadas que se realizaron en Madrid.

Aquí el programa

Diremos que si bien hay un vídeo donde don Lluis Pastor hace su resumen de lo que hicimos allí

Las editoriales universitarias se forman en ebook

yo por mi parte daré mi punto de vista de lo que aprendí allí, obviando detalles comerciales y temas editoriales.

En la mesa redonda de la tarde del día 2, la palabra que más salió fue XML, diremos que según los expertos que estaban allí a partir de un fichero xml y aplicando sus respectivas hojas de estilo, se podrían obtener diferentes productos, ya sea, libros impresos, libros electrónicos (epub), páginas web (html), audiolibros y vídeos, por tanto me confirmó que la última entrada que hacía en el blog sobre el XML va bien encaminada.

La segunda charla era sobre las redes sociales y ahí diremos que don Javier Velilla nos dio un recital de todo lo que se puede hacer de marketing online y a mi me dejó sorprendido de todo lo que me queda por aprender de redes sociales y marketing online.

En la mesa redonda de la mañana del día 3, había varias empresas que querían vender sus productos y además de eso hablaron de detalles de futuro que pienso que son interesantes y que cuento aquí. Don Luis Collado hablo de Google ebookstore, que según dijo llegará en otoño, y nos proponía unos libros electrónicos interactivos, libros electrónicos en la nube, libros electrónicos que permitirán compartir con quienes queramos; por las imágenes que puso, diré que son libros basados en html5, una tecnología que cuando estuve en la master class de Ignacio Lirio en Madrid, nos indicó que tiene mucho futuro.

Por otra parte el señor de Grammata, habló del futuro del epub3.0 que decía que se aprobaría en septiembre, para el que quiera echar un vistazo a las mejoras respecto de epub2.0 pongo este enlace.

¿Y por qué cuento todo esto?, pues por que he llegado a la conclusión de que si Google apuesta por html5 y que Grammata (la empresa de los Papyre) apuesta por el epub 3.0, los e-readers de tinta electrónica han muerto, o como me contestó Luis Collado a la pregunta que le hice, “yo también me confundí y compré un vídeo Beta”. Pues nada señores, ya sabemos, el futuro es de las tabletas, y así lo ha apostado Google con su html 5.0 y con su propia tableta. Ya veremos como viene el otoño y esos Reyes Magos.

 

Posted in edición digital, editor.


Los libros, el xml y los libros electrónicos

En mi época actual de “diseñador” de libros o “diseñador” editorial, lo primero que hago cuando me llega un original es ver el índice o tabla de contenido (si es que lo tiene) y a partir de esa visión ver la estructura del libro. Muchas veces he visto un libro, ahora me refiero al objeto, como un contenedor de información y una de las características más importante de un libro es además de su contenido es que éste esté bien estructurado.

Por otro lado si nos vamos a la definición de XML que encontré en esta página en la primera respuesta dada por PATOMAS

Los archivos .xml, son, fundamentalmente, «estanterías ordenadas de información»; es decir, contienen información en su interior y esta está organizada de alguna forma según sea el caso.

Observamos que es la misma idea, o por lo menos a mi me lo parece.  Si ahora tomamos prestado otra cita de la Wikipedia sobre el xml

Estructura de un documento XML

La tecnología XML busca dar solución al problema de expresar información estructurada de la manera más abstracta y reutilizable posible. Que la información sea estructurada quiere decir que se compone de partes bien definidas, y que esas partes se componen a su vez de otras partes. Entonces se tiene un árbol de trozos de información. Ejemplos son un tema musical, que se compone de compases, que están formados a su vez por notas. Estas partes se llaman elementos, y se las señala mediante etiquetas.

Una etiqueta consiste en una marca hecha en el documento, que señala una porción de éste como un elemento. Un pedazo de información con un sentido claro y definido. Las etiquetas tienen la forma <nombre>, donde nombre es el nombre del elemento que se está señalando.

Vemos que pone como ejemplo un tema musical, pero yo pondría un libro, con su título, con sus partes, con sus capítulos, con sus enunciados, con sus textos, con sus citas, con sus notas, con sus imágenes, con sus tablas, con sus gráficos, con todos sus “avios”, o con ninguno.  Y la gracia de un diseñador editorial es que cuando el lector (hay que recordar que los libros se hacen para leer) esté en una página sepa en qué lugar del libro se encuentra, en que parte de la estructura de la información está. Decía PATOMAS, en la página indicada, que

El xml, no permite modificar las estética de su información en modo alguno, solo sirve para transportar información.

Yo digo que el texto que hay en un libro no es estético, es información. Sabemos que para que el xml tenga “gracia” debemos trabajar con las hojas de estilo, con las css, ellas serán las responsables de que una información quede más o menos estética, igual que un diseñador editorial conseguirá mediante estilos que el libro se estructure y además lo haga de forma estética (pero sin olvidar de que se debe leer).

Teniendo en cuenta estas ideas, los libros electrónicos son textos con etiquetas xml, bueno con etiquetas XHTML, y que en función de las css, el aliño, nos quedarán bien estructurados y además estéticos.

Posted in Sin categoría.

Tagged with , .


Los libros electrónicos del futuro

Ayer leía por tres sitios distintos, en The book designerDosDoce y Enrique Dans,   que los actuales libros electrónicos están todavía por inventar, que en la actualidad lo que tratan es de imitar a los libros de papel, con el inconveniente de perder todo el arte de aquellos.

En DosDoce leemos:

José María Terre, responsable de negocios de 36L Book,  reconocía que, “en muchos casos, apenas se había hecho una traslación de formatos”, pero el camino que queda es largo. Un camino que pasa, según vemos, por el libro estrictamente digital, es decir, más allá del texto. En este sentido, “el papel del diseñador va a ser fundamental para crear modelos de uso óptimos”, afirmaba (y asentimos) Xavier Kirchner, director del Programa de Innovación en Metodologías para el Aprendizaje y la Enseñanza de Talencia.

Esta transformación del texto no va a ser solamente formal. El libro en pantalla responde a la lectura en pantalla, es decir, al hábito de leer, comprender, reflexionar, acceder al conocimiento a través de ésta. Otros son los modos de leer, otros, posiblemente, serán los de escribir o crear historias. Esta manera de acceder al conocimiento está transformando la manera de aprender, de pensar. Un signo de los tiempos. Así lo apuntaba Magda Polo Pujadas cuando señalaba que “los contenidos, como resulta de la posmodernidad, conllevan hoy el valor de la fragmentación”. Suponemos que la resolución definitiva de la traza de lo fragmentario iniciada hace algo más de un siglo y que, en ciertos aspectos, sentencia el formato digital en la práctica. No sólo como pulsión creativa, sino como respuesta a la manera en que hoy se accede a la información: eligiendo y compartiendo, con la mirada en un párrafo y en muchos a la vez. Algunos a esto le llaman distracción, otros, quizá, cambio de comportamiento lector. Señalaba Polo Pujadas, entonces, como “la letra digital podía cambiar la relación espacio/tiempo y traer una nueva Ilustración”; James Bridle, en el reciente TOC de la Feria de Frankfurt apuntaba, de modo similar, a la restitución del aura benjaminiana con la llegada del ebook y la posibilidad de compartir y guardar todo aquello que señalemos y marquemos en un libro, como una gran enciclopedia de las lecturas existentes y posibles.


Apuntando en esta idea, lo de la fragmentación, viene la entrada de Enrique Dans sobre la nueva propuesta de Amazong con su “Kindle Singlesuna adaptación del formato de libro electrónico que plantea la posibilidad de obras más cortas que un libro tradicional, entre diez mil y treinta mil palabras (de treinta a noventa páginas)

Y seguimos con lo que dice Javier Celaya en DosDoce:

Todo lo cual, se insiste, nos lleva a la configuración de un nuevo tipo de libro (si se le quiere seguir llamando o no libro es otra cuestión) algo más dinámico, multimedia, etc., para la cual se requiere poner atención en los nuevos hábitos de lectura. Dicho con las palabras de un diseñador como Xavier Kirchner, “no se trata de cambiar el soporte sino el modo de uso de los libros”. En esto, con unanimidad, tendrán la palabra los niños y su modo de aprendizaje en las escuelas. De su adaptación dependerá el éxito del nuevo modelo. Es cierto, como afirmaba Lourdes G. Morancho, que “hay un determinado tipo de lector que todavía se siente incómodo con las tecnologías”. Por eso la respuesta está en los jóvenes y también, añadimos, en crear verdaderos contenidos educativos de calidad basados principalmente en la función de éstos, y no sólo en ser atractivos multimedia. Como sea, se concluye, el libro, en cualquiera de sus géneros, va a sobrevivir, bien de manera tradicional (texto plano digitalizado), bien adaptado a los nuevos soportes. Eso sí, según los diseñadores en la sala, todavía queda camino para que el ebook sea todo lo manejable y fluido que se desea. Los nuevos tipógrafos hablan, y hay que escucharles.

Por último Joel Friedlander en su blog de “diseñando libros” nos dice que el espera

  • La “desaparición” de las páginas como las entendemos ahora, pienso en cuando escribimos en Docs de Google en el que las páginas solo existen cuando las guardamos, pero cuando editamos los documentos no existen.
  • El texto en tres dimensiones, entendiendo por tal la “profundidad” que permite los hipervínculos. Cuantas veces he pensado yo en esa Legislación Administrativa de don Pedro Escribano que no tendría fin, ya que cada ley referenciada se podría consultar….
  • La flexibilidad de la pantalla refiriéndose a las posibilidades de las pantallas en color de alta resolución de los actuales Ipad que nos permitirán la entrada de otros medios de comunicación en el “libro”. Aquí será vale más un documental que mil palabras.
  • Gráficos dinámicos que interactúan con el texto, derribando el muro entre los gráficos y el texto es algo que los ebooks puede realizar de forma totalmente novedosa. Hace unos años cuando hacía un libro con gráficos para una Consejería de la Junta de Andalucía usaba Swiff Chart el cual permite hacer animaciones flash. Es cierto que en el libro de papel quedaba el gráfico estático, pero ahora con indesign cs5 (en el cs4) se podría exportar a pdf interactivos. De esta forma los gráficos ganan en entendimiento y vistosidad.
  • Contexto sensibles a la localización. Aprovechando la potencia de cálculo en la próxima generación de tabletas y otros dispositivos convergentes pueden hacer que el texto responde a los lectores en muchas nuevas formas. Me pasaba hoy David Pinelo, este vídeo donde se aprecia un ipad con un libro “diferente”

Pienso que hay mucho por inventar, y lo mejor, mucho por saber hasta donde podrán llegar las máquinas. Recuerdo que la presentación de la cs4 en Barcelona en el 2008 uno de los ponentes decía: “antes cuando venía un cliente y te pedía tal y cual cosa le tenías que decir que no, ahora, con la cs4, el límite es la imaginación”, pues adelante esa imaginación, pues lo que siempre ha caracterizado a los libros ha sido la imaginación para crear lo que en ellos se cuenta… aunque pesándolo bien, con tanta multimedia eso se perderá… pero claro eso ya está inventado y se llama cine.

Posted in edición digital, libro de papel.


Libros de papel, libros electrónicos

Después de leer un artículo de Enrique Dans sobre el futuro del papel y escuchar los comentarios que traen mis amistades del Liber 2010, me animo a escribir esta entrada donde cuento un poco como yo lo veo. Hay algo de lo que no dudo, el futuro de la información está en su versión electrónica. Pero claro, parte de esa información se puede publicar de una forma diferente, se puede editar en forma de libro, sí en esos objetos que los que ya tenemos una edad y nuestros antepasados han utilizado para poder leer esa información. Por tanto pienso que el futuro de los libros de papel está en el diseño, en la elegancia del objeto, o sea, que si queremos vender objetos donde hay información hay que hacerlo de forma que merezca la pena tener el objeto, se supone que la información también nos interesa pero habrá que envolverla en papel de regalo pues si no la gente lo leerá en formato electrónico. Ese es mi reto actual, tratar de hacer libros que merezca la pena tenerlos además de por lo que cuenta, por la forma en que se presenta, y ahí es donde veo yo el futuro de los libros de papel. En los libros objetos. Objetos que por su apariencia, por su hermosura, la gente los quiera tener.

Posted in edición digital, libro de papel.


Ideas sobre la digitalización del sector editorial

Una vez más los chicos de Anatomía de la Edición dan, a mi entender, en el clavo, aprovechando su entrada comento como lo veo yo

  • Libro electrónico, ¿dispositivo o contenido? A los editores debería darle igual el dispositivo utilizado por los compradores. Su trabajo es proveerles de contenidos y por lo tanto deberían centrarse en garantizar que los ebooks fueran visibles en todos los dispositivos posibles. Neutralidad de los contenidos.

Pienso que éste es un gran problema, diremos que es el problema que tienen los diseñadores de páginas web con como se visualizarán sus contenidos en los distintos navegadores, todavía no hay un estándar para todos los dispositivos, y como ocurre con los navegadores, las “pijadas” sirven para unos y no para otros.

  • Riesgos. El parque tecnológico de las editoriales está anticuado y para afrontar el reto deberán modernizarse. Por otro lado, el ebook tiene el problema que la resistencia al cambio de los trabajadores pueden despertar tensiones en la empresa. Será necesario reconvertir el negocio e invertir para poder afrontar el reto con garantías o si no, las editoriales comprobarán que pueden ser desintermediadas. En un contexto digital solo sobrevivirán las editoriales que aporten valor.

Otro gran problema, por mi experiencia en imprentas, son pocas las que se preocupan de preparar a los trabajadores para afrontar el paso del libro de papel a libro electrónico, y normalmente las editoriales no tienen trabajadores que realicen contenidos, diremos que normalmente son las imprentas o las empresas de fotocomoposición o los freelance quienes “hacen” los libros. Además en un mundo con tantos cambios es difícil estar al día. Cuando yo llegué a las imprentas hace 15 años eran empresas “tranquilas”, donde los libros tardaban y tardaban, podían pasar entre entre seis meses y un año en hacer un libro, ahora los libros se hacen para ayer. Eso en las imprentas ha supuesto una gran revolución, pues de ser empresas que normalmente no “evolucionaban”, ahora no paran. La última frase de  “…solo sobrevivirán las editoriales que aporten valor”, estoy totalmente de acuerdo.

  • Oportunidades. La innovación es buena porque fomenta la creatividad y el ebook favorece las nuevas ideas. Otro punto positivo es que el libro electrónico permite llegar a nuevos mercados (el mundo) con nuevos productos (distintos tipos de ebooks). La modernización favorecerá la eficiencia y la reducción de costes y una correcta implementación de procesos de edición digital permitirá la reutilización de contenidos.

De acuerdo de pe a pa.

  • Estamos preparados. Aún no estamos preparados, los flujos editoriales son líneales y poco eficientes para la producción de ebooks.
  • Estamos dispuestos. Si. Las editoriales comienzan a entender la importancia de incorporar flujos XML a sus procesos editoriales lo que les permitira en el futuro trabajar en paralelo y crear contenidos multisoporte.

El XML, aquí está la “madre del cordero”, trabajar con XML. En 1997, ya hace 13 años, mi amigo Fernando me regaló un libro (de papel) que se llama “Fundamentos de programación con HTML & CGI”, ya entonces se hablaba del SGML, de los lenguajes de etiquetas, de la estructuración de la información, de una información bien estructurada, con etiquetas, permite que en función de las DTD (las “actuales” CSS) una misma información se “veía” de forma distinta. El WordPerfect 7, año 1996, tenía la posibilidad de trabajar con SGML. Creo que poca gente, ha trabajado con esas posibilidades, ha hecho libros de esa forma. Esperemos que en el futuro sí. Pues una misma información serviría para muchas plataformas.

  • ¿Se cometerán los mismo errores que la industria musical? Seguramente se cometerán y se están cometiendo pero esto no es malo, durante la incorporación de nuevos modelos y tecnologías siempre hay un periodo de aprendizaje. En todo caso habría que tener presente algunas enseñanzas como los problemas que encierra el uso del DRM, la falta de transparencia y la sobrexplotación de un único producto como modelo de negocio, la persecución a sitios web (antes que alianzas) y las técnicas agresivas de las sociedades gestoras de derechos.

Creo que ya se están cometiendo. Ver la entrada de los precios de los ebooks

  • Impresión bajo demanda. Una realidad que muchas editoriales ya están implementando. En el futuro será una gran solución para que convinvan el ebook y el pbook.

Otro mundo que vuela, lo que hoy vale 10 mañana vale 5, y la que vale 10 hace el doble de la de 5. Inversiones muy fuertes en máquinas que se quedan antiguas muy rápido.

  • Tres aspectos que los diseñadores de libros deberían tener en cuenta. La usabilidad y legibilidad son fundamentales en entornos electrónicos y el diseñador debe tenerlo en cuenta y pensar en diseños que se visualizarán como miniaturas o en blanco y negro; por otro lado sus diseños se deberán integrar en el diseño de las páginas web de la editorial (el diseño es comunicación) y por último los diseñadores deberán saber y conocer los aspectos técnicos de los libro electrónicos. Deben ser proactivos y no esperar que un programador haga su trabajo.

Aquí nos encontramos con el “estado líquido” de los textos digitales. En un libro en papel se sabe el tamaño de página y el color del papel, se puede prever todo y de ahí, para mi, la hermosura de un libro bien maquetado. En un libro electrónico no sabemos donde se va a leer y tendremos que pensar que cada uno leerá nuestra información de la forma más insospechada. Nos encontramos con los problemas de las resoluciones de pantalla y el diseño de las páginas web. Por último otro detalle, hasta ahora los libros electrónicos van en blanco y negro. Gran reto.

  • ¿Se acabarán los libros impresos? Es una discusión sin sentido que no debería preocupar a los editores. Sea en el entorno que sea, los libros se seguirán leyendo y los editores seguirán editando. Si los libros se acaban no pasará nada, los editores se reconvertirán y como lo han hecho las demás industrias.

Nunca. Siempre habrá objetos con exterior de cartón o piel y con un interior de papel que contendrán información presentada de una forma “elegante”, que al mirarlo unos u otros, en las mismas condiciones de luz, se verán sus imágenes con la misma intensidad y colorido. Que quien lo lea u observe lo verá de la misma forma que la persona que lo creo decidió que fuera. Diría que la información es la misma, pero la prestancia es distinta.

Como siempre ocurre con las previsiones, el futuro dará o quitará razones, esperemos estar aquí para entonces.

Posted in edición digital, editor.


¿El principio del fin de los editores actuales?

Sé que el título de  la entrada es muy fuerte y que hay muchos intereses creados en el mundo editorial y que éste tiene mucha fuerza, pero lo cierto que noticias como la que aparecía el sábado 24 de julio en Público, va poniendo a cada uno en su lugar. El artículo decía Andrew Wylie ‘El Chacal’ muerde a los editores, y sí, después de leerlo me imagino que más de uno se habrá tentado la ropa, para qué quieren los autores a un editor si lo que le ofrecen éstos se lo puede ofrecer Amazon y además le da mayor ganancia al autor; yo también temería por los agentes literarios, pero aquí se cumplirá la máxima de que quien tiene padrino se bautiza. Pienso que lo importante es el contenido de los libros, lo demás son formatos, son medios de difusión, y qué mejor medio de difusión que un escaparate al mundo entero, y además a un precio más económico para el lector y con más ganancia para el autor. Vamos para mi no hay duda, son todo beneficios para todos, o por lo menos para los verdaderos protagonistas de un libro: el autor y el lector. Hace tres años en la Feria del libro de Sevilla (Jornadas de el futuro del libro) escuché (perdón por no recordar el autor de la frase aunque era algo en que todos los ponentes estaban de acuerdo) que los editores del futuro serían aquellas personas que en sus páginas recopilaran textos que sería de su interés y que los internautas irían a esos “blog” en busca de esos textos, diremos que es igual que ahora, pero si nada en papel, todo en la “nube”.

Posted in edición digital, editor.


Los precios de los ebooks en España y en el resto del mundo

De nuevo los chicos de Anatomía de la edición hacen un trabajo magnífico y publican esta entrada muy interesante. Copio/pego aquí sus conclusiones y el que quiera todos los detalles que se acerque a su blog, al final de la entrada he hecho una relación de los precios de esos libros en “La casa del libro”.

A partir de la tabla que elaboramos, y que os podéis descargar, hemos llegado a las siguientes conclusiones:

  • El precio medio de los libros electrónicos puestos en circulación por Libranda es similar al de los mismos títulos ofrecidos por Amazon. Son algo más baratos que en la librería alemana y  más caros que en Barnes & Noble y en Waterstones.
  • Las plataformas internacionales apenas tenían títulos de autores en castellano, que son precisamente los más baratos distribuidos por Libranda y los más caros, cuando los había, en las otras plataformas (con la curiosa excepción de El juego del ángel).
  • No ha sido posible comparar novedades puesto que no había ningún título que fuera novedad en todas las plataformas.
  • El precio de la versión electrónica de libros trade (es decir, que no están en bolsillo) son sensiblemente más caros que los de las demás plataformas.  Por otro lado,  los libros que están en bolsillo son más baratos que los ofrecidos por Amazon o por Buch.de.
  • Amazon tiene el precio más alto en 7 títulos frente a los 6 de la librería española.
  • Comprobamos que Barnes & Noble, en su competencia con Amazon, está imponiendo una política de precios realmente agresiva con una media de más de 2 € de diferencia con respecto a su rival directo.

Un análisis más detallado podría arrojar alguna otra conclusión pero después de nuestro análisis podemos afirmar que los precios propuestos por editores que participan en Libranda siguen un modelo de precios conservador pero similar al que usan en otras plataformas.

Como siempre, podéis descargar una copia del documento en PDF a través del siguiente enlace o pinchando directamente en la imagen.

Añado yo los precios de los libros en “papel”, en la casa del libro, siempre se ha cogido la edición más económica, entre paréntesis pongo los precios máximo y mínimo del estudio de los chicos de Anatomía de la Edición

De todas formas sigo pensando que los precios son muy caros, o mejor dicho, comparado con lo que se ahorran las editoriales en la creación de los libros electrónicos los precios no han bajado en la misma proporción. Para entender lo que digo recomiendo la entrada de el pastel del libro. Además hay un detalle, en el formato electrónico el mercado es todo el mundo, en el de papel diremos que es España, pues para Iberoamérica las ediciones son propias, o diremos que los precios son diferentes.

Posted in edición digital.

Tagged with , .


Tecnología de las pantallas actuales y su aplicación a los libros electrónicos

Mirando en el blog de Newgeek, me encuentro con este artículo que paso entero, donde de una forma fácil y resumida nos cuenta el estado actual de la tecnología de las pantallas para leer libros.

Nuevas tecnologías de pantalla

Ante el auge de los dispositivos multifunción están surgiendo nuevas tecnologías que tratarán de cubrir las distintas necesidades de uso: desde la lectura hasta el vídeo.

Durante mucho tiempo hemos estado usando pantallas LCD retroiluminadas, que han funcionado perfectamente en ordenadores, smartphones y otros dispositivos. No obstante, para cubrir las necesidades de la lectura y hacer realidad los libros digitales, se desarrolló una tecnología distinta, que hoy vive tal vez su mejor momento: la tinta electrónica o papel electrónico.

Sin embargo, aunque la tinta electrónica soluciona muchos problemas del LCD (al no emitir luz, no cansa la vista, y su consumo energético es muy reducido) se queda muy corta para cubrir las necesidades de un dispositivo moderno.

La tinta electrónica consume muy poca batería porque una vez refresca la pantalla deja de consumir electricidad. Es decir, sólo consume energía en el momento de cambiar la imagen de pantalla. Es una operación que ocupa uno, dos, o incluso varios segundos, una de las razones por las que no podemos navegar por internet (o lo hacemos torpemente), reproducir vídeos y otras funciones con dispostivos de tinta electrónica.

Para solucionar estos problemas se están desarrollando nuevas tecnologías de pantalla que recogen lo mejor de ambas tecnologías: LCD y tinta electrónica, y permitirán difuminar la frontera entre eReaders y Tablets para converger en un dispositivo único capaz de adoptar el comportamiento que convenga en cada ocasión (pantalla relectiva para leer y retroiluminada para ver películas, por ejemplo).

Tipos de pantalla

Hay distintos tipos de tecnología de pantalla que a la postre determinan los dos aspectos básicos que nos importan: la iluminación y el consumo energético.

Las pantallas de tipo emisivo/transmisivo utilizan cristal líquido atrapado entre dos sustratos, y aplicando voltaje al material líquido se modula el brillo que emite. El LCD necesita una fuente de energía constante para mantener la emisión de luz y refrescarse unas 60 veces por segundo para no cambiar su estado y perder así la calidad de imagen. Ese refresco constante es el responsable de su alto consumo energético.

Las pantallas reflectivas (que a diferencia del LCD no emiten luz) pueden por su parte ser biestables o de refresco continuo. Las de refresco continuo son como las LCD pero usando un material capaz de reflejar parte de la luz que recibe, consumiendo así menos energía. Las biestables sólo pueden tener dos estados, y mantienen el estado que sea sin aplicar corriente. Por eso una vez dibujan la imagen no consumen batería. El papel electrónico es una pantalla reflectiva biestable compuesta por microcápsulas esféricas, blancas por un lado y negras por otro.

Las pantallas transflectivas combinan tecnología de las emisivas y las reflectivas. Cuando hay poca luz utilizan la retroiluminación, y cuando reciben suficiente luz ambiental aprovechan ésta en su lugar, reduciendo el consumo energético. No obstante parece que las transflectivas no son tan buenas a la luz como las reflectivas, ni tan buenas en la oscuridad como las emisivas.

3QI de Pixel Qi

Pixel Qi es una compañía fundada por Mary Lou Jepsen’s. Mary Lou estuvo implicada en el proyecto OLPC. Su misión: conseguir una pantalla de muy bajo consumo para portátiles que se deberían cargar manualmente (sin corriente eléctrica).

De su logro surgiría después Pixel Qi y sus pantallas transflectivas 3QI. Estas pantallas pueden funcionar de dos formas distintas: en “modo lectura” utiliza una pantalla reflectiva a color que sólo consume 0,2W, y compite en calidad con las pantallas de tinta electrónica actual. En “modo normal” es una pantalla retroiluminada LCD. De este modo, si queremos leer un libro podemos cambiar a modo lectura y leer al sol como cualquier libro de papel, y para todo lo demás podemos usarla en modo LCD.

pantalla pixel  qi

La apuesta de Pixel Qi fue desarrollar una tecnología que pudiera combinarse con el LCD en el sentido que pudieran utilizar las cadenas de producción existentes en lugar de crear otras nuevas, como sucedió con la tinta electrónica. Gracias a ello ha podido entrar en producción rápidamente y abaratar los costes, por lo que su entrada en el mercado es inminente. El primer tablet en usar una pantalla 3QI será Notion Ink, del que hablamos en esa revista.

Mirasol de Qualcomm

Qualcomm ha desarrollado otra tecnología más compleja bautizada como Mirasol, inspirada en la naturaleza (las alas de las mariposas, de ahí el logo) y lograda con procesos de bioingeniería.

Son pantallas reflectivas biestables basadas en lo que llaman IMOD (Interferometric Modulator), un minúsculo dispositivo MEMS (micro-electro-mechanical system) compuesto de dos pequeñas pantallas con dos posiciones estables. La normal, separadas, da como resultado el blanco, y unidas el negro, siempre sin retroiluminación. Pero con una pequeña carga eléctrica se modifica la distancia entre esas dos pantallas dando como resultado distintos colores (rojo, verde y azul). La composición de los colores se basa en el principio de interferencia, que es más eficiente en términos energéticos que el uso de filtros de color.

mirasol  display

Según parece estas pantallas consumen incluso menos que las actuales de tinta electrónica, pudiendo mostrar vídeo en color con gran calidad de imagen. Los rumores apuntan que Amazon podría presentar un nuevo Kindle con pantalla Mirasol, lo que sería una gran entrada en el mercado para las pantallas de Qualcomm.

QR-LPD de Bridgestone

Bridgestone presentó hace tiempo su tecnología QR-LPD (quick response liquid powder device) que viene a ser una mejora de la tinta electrónica. El funcionamiento es similar, pero mejorando la velocidad de refresco de la pantalla, y sumando capacidad de color (4,096 colores). Podría ser adecuada para revistas pero no para vídeo (0,8 segundos de refresco). Por sus características, no es seguro que este prototipo vaya a tener futuro en el mercado.

QR-LPD

LiquavistaColor

Las pantallas de LiquavistaColor se basan en la tecnología electroweeting. La apuesta de Liquavista pasa por aprovechar la mayor parte de la estructura del LCD actual para producir pantallas reflectivas a color lo más baratas posible.

Conclusiones

La tinta electrónica que conocemos es a las pantallas de los próximos años lo que el fósforo verde fue a los ordenadores. Muchas compañías están investigando, desarrollando e incluso ya produciendo nuevas pantallas que funcionan sin retroiluminación, aprovechando la luz natural y abriendo con ello nuevos horizontes para la lectura en pantallas.

Se abrirá con ello una nueva guerra de dispositivos donde la tecnología de pantallas será clave tanto en su versatilidad (lectura/vídeo) como en su consumo (duración de las baterías) y supondrán una nueva forntera para la industria de la edición, que no había encontrado un entorno digital adecuado hasta el auge del primigenio papel electrónico. La nueva generación está a la vuelta de la esquina.

Reconozco que no tengo la visión del pulpo, pero me da que el futuro está en las pantallas de Mirasol de Qualcomm, para el que le quiera echar una mirada más profunda ponemos en enlace directo a su página pues ya veremos con el tiempo si nos confundimos.

Posted in edición digital.

Tagged with .


Creando un libro, en pdf, desde la wikipedia

En Publicar en Digital me encuentro esta entrada de como publicar un ebook a partir de la wikepedia y con un ipad, y si bien es cierto que no tengo ipad (y por ahora querido Juanan me opondré), también es cierto que lo que se puede hacer con el ipad se puede hacer con el ordenador y generar un ebook (hay que ver lo fácil que es hacer un libro), vamos que eligiendo bien las páginas te puedes hacer un libro sobre lo que quieras. Pues a disfrutarlo e incluso a publicarlo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-Ruj9rQ-oco[/youtube]

Posted in edición digital.

Tagged with , , .


En papel leemos más rápido que en un e-reader

Paseándome por Baquía encuentro esta entrada de la que he copiado hasta el título. Observamos que está sacado de un estudio de Jakob Nielsen, y que la conclusión es que parece ser que leemos más rápido en papel, que la experiencia lectora es similar en papel, en ipad y en el Kindle y algunos de los comentarios dicen que la leer un libro impreso es más relajante… pienso que todavía nos queda mucho por delante, me refiero a incorporar a los dispositivos electrónicos para llegar a la experiencia de uno de papel, pienso que todo se andará, no será lo mismo, pero parecerá y si no recordar lo que decía Philip K Dick en su “sueñan los androides con ovejas electricas“, y me refiero al libro y sus mascotas  y no a la película, de la entrada de la wikipedia copio/pego

Tener y cuidar un animal se considera una virtud cívica y un símbolo de estatus social, dependiendo en la rareza de la especie. Los animales se compran y venden tomando como referencia el último número de la revista Sydney de aves y animales; los animales extintos figuran allí con el precio del último ejemplar vendido. Algunas personas que no pueden pagar un animal verdadero eligen comprar uno artificial para mantener su posición social

¿Nos pasará lo mismo con los libros electrónicos y los libros de papel?, si seguimos por aquí dentro de 50 años lo sabremos.

Jakob NielsenJakob Nielsen

Posted in edición digital, libro de papel.

Tagged with , , .




Ir a la barra de herramientas